Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Hornacinas ("Las Cruces")

  • Tu Ayuntamiento en casa
  • El Municipio
  • Turismo

Ayuntamiento de Casarabonela

Hornacinas ("Las Cruces")

Podemos afirmar que las hornacinas constituyen un elemento representativo de la religiosidad popular andaluza, definiendo y personalizando la identidad cultural de Casarabonela.

Se trata de pequeños huecos de toda clase y estilos, excavados en la pared, rematados con arco de medio punto con marco de madera y cristal protector. En algunas el soporte se talla en un solo bloque de canto que queda empotrado en el muro.

                                                                                             

En el centro histórico se han inventariado cuarenta y cinco, repartidas por las fachadas de los edificios y en las esquinas de la mayoría de las calles principales. Son muchas y muy diversas las teorías que intentan explicar el origen y la función de estos pequeños monumentos de carácter religioso que, en el Día de la Cruz, cobran especial protagonismo, adornándose su interior y engalanándose el entorno, que se prepara para la celebración vecinal

                                                                                                 

La tradición popular sostiene que hasta la expulsión definitiva de los vecinos moriscos en el año 1570, era costumbre cristiana señalar sus casas con la Cruz de Cristo en sus fachadas. Otras interpretaciones: la necesidad del morisco de demostrar la sinceridad de su conversión; como resultado de las devociones propagadas por las órdenes religiosas; por la extensión en la Europa del siglo XV de la práctica del Vía Crucis; como factores de identificación vecinal, al estar desprovisto el vecindario de márgenes espaciales precisos, cumpliendo cierta función aglutinadora de los distintos vecindarios constituidos en sus respectivos entornos con ocasión de las fiestas del Corpus Christi.